Lo más importante es tener un buen guión. Los directores no son alquimistas. No se pueden convetir los excrementos en oro

Billy Wilder

Claves creativas para hacer un buen videojuego


I Originalidad

O lo que es lo mismo, capacidad para sorprender al jugador a lo largo de todo el juego. No repetir abusivamente situaciones, personajes, acciones, escenas, etc.

Como se logra: Con un buen equipo creativo. La diferencia por ejemplo entre Oblivion, Modern Warfare 2 y cualquier otro juego es que han contado con algunos de los mejores creativos del mundo de los videojuegos. Estos dos juegos incorporan detalles inolvidables. En todos los aspectos, escenarios, armas, online, opciones de jugabilidad y desarrollo, inteligencia enemiga, el juego desborda imaginación, en el sentido que tiene la voluntad constante de sorprender al jugador y llevarle al límite de la experiencia de juego. Es decir, el jugador siente en todo momento que está viviendo una historia única, irrepetible dentro de su género. ¿Pero cómo se logra realmente ese matiz que convierte un juego en una obra maestra de su género? La originalidad solo puede lograrse con imaginación La realidad es que a determinadas personas, los creativos que trabajan para estas compañías, se les ocurren ideas que a los creativos de otras compañías no se les ocurren. Es así de sencillo. Los culpables de que Oblivion sea un éxito y tal juego no lo sea, son los creativos de Bethesda que establecieron el guión y le dotaron de una serie de opciones de jugabilidad que otros creativos no supieron ver. Por supuesto hace falta dinero para apoyar esas ideas de forma contundente, con un buen nivel gráfico y sonoro, pero si no contamos en nuestras filas con los mejores creativos, nuestra obra no podrá competir con quienes poseen el don del talento creador.


II Jugabilidad - Diversión

O lo que es lo mismo, capacidad para convertir las ideas de los creativos en acciones jugables que emocionen y reten al jugador a lo largo del juego.

Como se logra. Con un buen director de proyecto y un buen director artístico. Pondré un ejemplo. En Shadow of the Colossus otra obra maestra, el creativo conceptual tuvo la genial idea de crear un guión y una trama en la que el jugador ascendiera unos colosos de piedra y pelaje para después buscar sus zonas débiles y acabar con ellos. Esto llevo el género de las plataformas a un nuevo mundo. He aquí algo tan sencillo pero que a nadie se le había ocurrido hasta el momento. Pero a esta genialidad se le unió otra. Crear un entorno bucólico e inolvidable para esta mecánica de juego y lograr que encontrar al coloso, escalarlo y acabar con el fuese una experiencia épica, donde el jugador se identificase en todo momento con el personaje y la estrategia a seguir nos retara de forma efectiva a pesar de su mecánica repetitiva.

Posiblemente el ejemplo más claro de originalidad y jugabilidad de la historia sea el ya clásico Tetris.

III Idealismo y pasión

Si piensas a lo grande crearas algo grande. Alguien dijo una vez que si quieres alcanzar la cumbre de la montaña con tu flecha debes apuntar a las estrellas. Si desde el primer momento del proyecto, el espíritu de trabajo nos lleva a desear crear algo único y grandioso, siempre se alcanzaran mejores cotas de calidad que si nos conformados con algo aceptable. Si apuntas alto desde el primer momento, el resultado final se verá recompensado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario