Lo más importante es tener un buen guión. Los directores no son alquimistas. No se pueden convetir los excrementos en oro

Billy Wilder

Tema y tono de la obra


Tema: En literatura, es el asunto general que en su argumento desarrolla una obra literaria. Pueden ser múltiples. El tema cobra mayor o menor importancia dentro de la obra según las preferencias de cada autor. Los mas universales son el amor, el poder, la riqueza, la juventud, la pobreza, la amistad, el honor, la muerte, la locura, la religión, el conocimiento, la envidia, la codicia, la guerra, el heroísmo, el arte, la justicia, la naturaleza, la bondad, etc.

Tono: En literatura, expresión del estilo de una obra literaria según el asunto que trata o el estado de ánimo que pretende reflejar.

Hace referencia a la sensación que desea trasmitir el autor de la obra. Los tonos narrativos son tantos como los autores pues el tono esta relacionado directamente con el estilo narrativo. No obstante se relaciona con las sensaciones que trasmite una obra; puede ser tono épico, tono lírico, tono histórico, tono trágico, tono de suspense, de terror, tono dramático, tono intimista, tono cómico, tono poético, tono de misterio, de aventuras, tono realista, tono idealizado, tono irónico, tono mitológico, tono grave, tono solemne, tono desenfadado, tono melancólico, tono oscuro o sombrío, etc, etc....

El tema y el tono de una obra literaria pueden combinarse de tal forma que de lugar a infinidad de estilos narrativos algunos de ellos verdaderamente originales y eficaces. Si nos fijamos por ejemplo en El Quijote de Cervantes, nos damos cuenta en el acierto literario del autor cuando tuvo la ocurrencia de narrar las aventuras de un hidalgo delirante (este sería el tema) pero en tono cómico, en tono de parodia y fue este golpe de creatividad unido a la maestría como narrador del genial escritor castellano lo que convirtió al ingenioso hidalgo en un clásico universal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario